Calendario AeE 2015: «Reproducción en los insectos: la puesta»

La puesta u oviposición es una fase importantísima del ciclo biológico de los insectos, dado que la supervivencia de la descendencia depende de las condiciones y ubicación de la misma. A pesar de que existen diversos grados de cuidado parental en algunas especies (fundamentalmente en insectos sociales), la mayoría de los insectos no prestan atención a los huevos tras realizar la puesta. Especialmente en este último caso, la elección del lugar de puesta resulta vital para evitar la pérdida de los huevos. Ubicaciones y comportamientos son muy variados, depositando los huevos en diversos entornos (en hojarasca, bajo corteza, en las hojas o en el interior de los tejidos vegetales, sobre o dentro de animales, en el agua, enterrados en el suelo, etc.).

Existen tres objetivos fundamentales en la elección de la ubicación de la puesta: conseguir unas condiciones ambientales adecuadas, asegurar la mejor protección posible ante predadores y parásitos y permitir el fácil acceso de las larvas al alimento tras la eclosión. Normalmente, y como es habitual, el resultado final es un compromiso entre los tres requerimientos que se dirige hacia el óptimo adaptativo.



(c) Asociación española de Entomología